H10 Hotels inaugura el H10 Croma Málaga, su primer hotel en Málaga.

El proyecto de arquitectura del establecimiento de nueva construcción, ha corrido a cargo del arquitecto Rafael Moneo, el primer español en obtener el prestigioso premio Pritzker de arquitectura.

El interiorismo del H10 Croma Málaga, ha sido realizado en colaboración con el estudio de Lázaro Rosa-Violán y está inspirado en el legado cultural malagueño e incorpora elementos propios del cubismo que aportan al diseño de interiores un gran dinamismo y modernidad.

El nuevo establecimiento cuenta con instalaciones y servicios de alta gama, entre los que destacan 138 elegantes habitaciones, dos restaurantes, tres exclusivos bares, tres salones de reuniones totalmente equipados y gimnasio. Además, el hotel dispone de un magnífico Rooftop con plunge pool y zona de hamacas, con impresionantes vistas a la ciudad.

El Hotel se encuentra en una ubicación inmejorable, junto al Mercado Central de Atarazanas y la Alameda Principal.

La fachada del hotel con su llamativa formas geométricas y colores cromáticos inspiró el nombre del establecimiento.

Calle Prim, 4. Málaga

www.h10hotels.com

Pablo Vázquez, Arquitecto paisajista

Entrevista

Los visitantes de la DESIGN WEEK MARBELLA de este año se han encontrado con una entrada espectacular, formada por un jardín que invitaba a detenerse, disfrutar del espacio, hacerlo suyo y tomarse un respiro antes de adentrarse en el frenético ritmo del evento. Es obra de Pablo Vázquez, paisajista que forma parte del estudio La Menara en Marbella y cuyo trabajo se puede encontrar en algunas de las villas más exclusivas de la Costa del Sol, así como en hoteles, campos de golf, parques... Percibe el paisajismo como un aliado imprescindible de la arquitectura, pero también como un elemento clave para mejorar la calidad de vida y así lo refleja en sus propuestas.

"Una villa de lujo, sin un jardín que la encuadre y acompañe, es una casa sin más"

Charly Simon Photo
Palacio de congresos de Marbella

Te formaste en Portugal y comenzaste tu trayectoria profesional en Madrid, antes de unirte al estudio La Menara en Marbella. ¿Por qué elegiste esta ciudad para trabajar?

Soy malagueño y me siento andaluz por encima de todo. Aquí he aprendido el valor de vivir en comunidad, en contraste con otras zonas donde he vivido, donde la gente iba de casa al trabajo y del trabajo a casa. Marbella es una ciudad que acoge el diseño, a personas que vienen buscando vivir en los espacios exteriores, a relacionarse con otras personas, a disfrutar del aire libre y del maravilloso clima que tenemos. Por ese motivo decidí volver a casa, siempre intentando mejorar el legado de nuestros antecesores.

Marbella
Marbella

¿Quiénes formáis parte del estudio La Menara y cuál es vuestra filosofía de trabajo? La Menara es un estudio familiar. Este es un valor que repetimos constantemente, ya que para nosotros la palabra “equipo” significa mucho más que un conjunto de personas. Nuestro equipo está formado por paisajistas, arquitectos, ingenieros y por supuesto el personal de jardinería. Cada uno tiene un papel vital en la vida de los proyectos, pero a todos nos une algo fundamental: la pasión por lo que hacemos.

Marbella
Marbella

Villas, residencias, hoteles, campos de golf, parques públicos... Vuestro trabajo abarca muchos ámbitos. ¿Con cuál te sientes más a gusto, más libre o creativo? El paisajismo es una profesión que abarca infinidad de ámbitos. En mi etapa de formación, aprendí que el único factor diferencial para cada proyecto era la escala y para afrontar cada uno de ellos, lo más importante era escuchar. Nos hemos enfrentado a muchos y muy diversos proyectos, pero siendo sincero, los proyectos residenciales son mi pasión. Es en ellos donde podemos exprimir al máximo nuestra creatividad. Cuando vemos que nuestro diseño se ha llevado a cabo y que las personas se apoderan del jardín y lo utilizan, entonces significa que hemos acertado. 

En las villas de lujo se presta mucha atención a la arquitectura, el diseño y el interiorismo. ¿Pero qué papel juega el paisajismo para encuadrar todo esto? Me gusta pensar que el paisajismo es el complemento perfecto para una villa, sea de lujo o no. Una propiedad donde la arquitectura se pueda calificar de magnífica, pero sin un jardín que la acompañe, es una casa sin más. Del mismo modo, el papel del interiorismo es otra pieza clave en la concepción de una villa, pues las texturas, materiales, colores deben estar en sintonía con el edificio, teniendo como objetivo acompañarlo estética y funcionalmente. En definitiva, la atención debe repartirse de forma equitativa en estos tres grandes ámbitos. Uno sin el otro, supondrá la percepción de alguna carencia; sin embargo, el conjunto es la clave del éxito. 

Marbella
Marbella

¿Hay suficiente cultura de paisajismo en el cliente con el que trabajáis? ¿Cómo se logra transmitirle la visión que quieres reflejar en tus propuestas? Honestamente, considero que aún tenemos un largo recorrido por delante. En otros países la figura del paisajismo está presente en cada toma de decisiones. Por ello nuestros clientes habitualmente son extranjeros. Es algo cultural, debemos enseñar el potencial de un proyecto de paisajismo para sensibilizar a las personas e intentar convencerles de que una solución para mejorar su calidad de vida es sin duda el contacto con lo natural, volver a naturalizarnos. Hoy en día tenemos muchas herramientas para mostrar nuestra intención de proyecto, pero sin duda, cuando intentamos reproducir sentimientos asociados a esos espacios, rápidamente se establece una conexión entre cliente y paisajista. Es solo a partir de este momento cuando empezamos, juntos, a diseñar su futuro jardín. 

Marbella
Marbella

El clima mediterráneo de Marbella, agudizado por el cambio climático, plantea nuevos retos como la sostenibilidad. ¿Cómo afrontas estos desafíos en tu trabajo? Afortunadamente, me dedico a una profesión que, sin duda, es una de las más importantes herramientas que permiten contrarrestar el rápido avance del cambio climático. La tendencia mundial es reintroducir corredores ecológicos en las ciudades, crear parques, construir zonas para que las personas vivan. Debemos ser conscientes de que este es un problema serio y debemos actuar en consecuencia. Por mi parte, intento utilizar los recursos de forma eficiente, y además el ahorro energético y el uso de la vegetación lógica para cada lugar están presentes en todos nuestros proyectos. 

Dubai
Dubai

 ¿En qué proyecto de interés trabajas actualmente que nos puedas comentar?

Ha sido un año lleno de proyectos interesantes, aunque ahora mismo estoy poniendo todas mis fuerzas en dos de ellos. Por un lado, la rehabilitación de un antiguo pazo en Galicia donde la arquitectura tradicional es el eje de todo el proyecto. Hemos añadido un toque más contemporáneo y estamos creando un viñedo espectacular donde elaboraremos nuestra pequeña producción de vino. Todo ello estará acompañado por un jardín de ensueño, siempre acorde con el uso que pretendemos dar a la finca.

 

Por otro lado, y también relacionado con el vino, estamos desarrollando un hotelito de corte andaluz, con paredes encaladas y teja vieja, sobre un promontorio con vistas al mar con una zona de viñedo y otra de olivar, en el que nos inspira la filosofía ecológica y la gastronomía. Muy pronto os iremos enseñando cosas de ambos proyectos. 

Dubai
Dubai

VILLA SIRIUS MARBELLA

by Carlos Lamas, Arquitecto

Parcela plana, sin vistas….comienzo de un desafío.

Así comienza el proyecto de la Villa Sirius, buscando ofrecer vistas propias, y obtener calidad en los espacios exteriores, que motive al movimiento, abrazado por la casa, se instala la piscina, la playa de tumbonas, y la zona chill out bajo el nivel del agua.

El interior se diseña utilizando colores, texturas, y materiales neutros, “timeless” como concepto.

El diseño interior ha conectado perfectamente con la arquitectura, acentuando los valores de la misma, buscando siempre la perfecta integración de cada elemento consiguiendo una perfecta armonía.

La arquitectura, de piedra, madera, y revestimientos cerámicos busca crear un ambiente cálido.

La planta baja se presenta desde la calle con un porche a doble altura, que enfatiza la entrada principal, y la escalera “volada” dentro de un prisma de cristal.

La iluminación busca conjugar escenas dentro de cada ambiente, trabajando con luz led, e iluminación de techo, suelo y pared. La vivienda cuenta con Smart system LUTRON by ILLUSION

carloslamas.com

Premio Pritzker 2022

El galardón de mayor importancia en el mundo de la arquitectura es para el arquitecto africano Francis Kéré.

Francis Kéré es un arquitecto burkinés de renombre internacional, reconocido por su enfoque pionero del diseño y los modos de construcción sostenibles. Su vocación de convertirse en arquitecto proviene de un compromiso personal de servir a la comunidad en la que creció y de la creencia en el potencial transformador de la belleza.

En 2004, con su primer edificio, la Escuela Primaria Gando, cuando aún era estudiante en la Universidad Técnica de Berlín, recibió el prestigioso Premio Aga Khan de Arquitectura, lo que le valió elogios de la crítica desde el comienzo de su carrera. En 2005 fundó su estudio de arquitectura, Kéré Architecture GmbH, así como la Kéré Foundation eV , una organización sin fines de lucro que realiza proyectos en Gando.

Desde entonces, Kéré se ha convertido en uno de los arquitectos contemporáneos más distinguidos del mundo, con una visión que es a la vez utópica y pragmática. Inspirado por las particularidades de la localidad de cada proyecto y su tapiz social, él y su equipo trabajan en proyectos en cuatro continentes. Estos incluyen sus diseños para la Asamblea Nacional de Burkina Faso , la Escuela Secundaria Lycée Schorge , la Clínica Quirúrgica y Centro de Salud Léo , el Pabellón Serpentine 2017 y Xylem , el pabellón recientemente inaugurado para el Centro de Arte Tippet Rise.

Su trabajo arquitectónico se basa en sus compromisos docentes pasados ​​y presentes en TU München, la Harvard Graduate School of Design, la Academia de Architettura di Mendrisio y la Universidad de Yale, así como su participación en exposiciones individuales y colectivas, incluida la Bienal de Arquitectura de Venecia . el Museo ICO de Madrid , el Architektur museum de Munich y el Museo de Arte de Filadelfia.

Entrevista

Manuel R. Moriche, socio fundador de ARK Architects

Conocido por sus villas de lujo en privilegiados entornos naturales, el estudio ARK Architects trabaja en las localizaciones más exclusivas de nuestra geografía como Marbella, Zagaleta, Villa Padierna, Sotogrande y Madrid, además de llevar a cabos proyectos internacionales en Miami, Milán, Nueva York y Dubái. Su filosofía de trabajo se basa en controlar todas las etapas del proceso para garantizar no solo los más altos estándares de calidad y seguridad, sino también el respeto a una arquitectura humana. Hablamos con uno de sus socios fundadores, el arquitecto Manuel R. Moriche, para conocer mejor su trayectoria y visión.

“No concibo un diseño sin hacer que los edificios dialoguen con el entorno”

Te defines profesionalmente como “un artesano de las emociones” … ¿Cómo entiendes la arquitectura? Todo proyecto arquitectónico da respuesta a una serie de cuestiones: tenemos un lugar concreto en el que intervenir, un cliente que tiene sus necesidades y deseos, un presupuesto y un programa que cumplir, y nuestro trabajo es conseguir dar respuesta a todas las cuestiones que emanan de ellos. Lo que yo propongo con mi trabajo son experiencias que van a provocar un cúmulo de sensaciones. Es una arquitectura pensada por y para el ser humano que la habita, que logra mejorar su vida cotidiana para que alcance algo aún más sublime: la felicidad.

VILLA LA ESCONDIDA - LA RESERVA CLUB SOTOGRANDE
VILLA LA ESCONDIDA - LA RESERVA CLUB SOTOGRANDE

¿Quiénes formáis ARK Architects y cómo se organiza el estudio? Somos tres socios: dos arquitectos técnicos, Diego Suárez Jurado y Santiago Ruiz Moriche, que se ocupan de las fases de dirección y construcción; y yo, Manuel R. Moriche, que me encargo de la fase creativa. Detrás hay un gran equipo, que engloba a profesionales desde la arquitectura al diseño e interiorismo, pasando por la ingeniería y el paisajismo, llegando hasta la neurociencia. Para nosotros, la arquitectura es la idea construida y por eso abarcamos todas las fases del proyecto. Somos constructores de ideas, materializadas precisa y eficientemente. Finalmente ofrecemos una solución global, permitiendo que el cliente solo contrate a una compañía que le da más de 10 años de garantía global. 

VILLA HEAVEN 11 - LA ZAGALETA
VILLA HEAVEN 11 - LA ZAGALETA

Entre las particularidades que distinguen vuestro trabajo está la sensibilidad a la hora de manejar la luz, el entorno o los materiales. ¿Cuál es vuestra filosofía creativa en ese sentido? Partimos siempre de una pregunta esencial: ¿qué vamos a devolverle a la naturaleza para evitar que nuestro trabajo suponga un impacto invasivo? Y, por ello, lo primero es realizar un profundo análisis del lugar donde se va a desarrollar nuestro trabajo, que ya lleva en sí el germen del proyecto. Atendemos a la geografía, la topografía, la climatología, la biología, la cultura constructiva de la zona… y respetamos escrupulosamente el lugar, la luz natural, el entorno en que se encuentra y los materiales naturales autóctonos, que usaremos. El respeto es la clave para nosotros y eso incluye también la sostenibilidad… En el estudio empezamos a tener en cuenta la sostenibilidad hace mucho tiempo, y hoy es una de nuestras banderas.

VILLA MOZART- MARBELLA
VILLA MOZART- MARBELLA

La posición geográfica de enclaves en los que habéis trabajado, como Zagaleta o Sotogrande, condicionan enormemente la manera de entender el diseño. ¿Cómo influye este aspecto? Entendemos la arquitectura desde un punto de vista en el cual el lugar resulta determinante. El entorno y, por tanto, la naturaleza, es el punto de partida, lo que genera todo lo demás, donde se guarda el germen de cualquier proyecto. No concibo un diseño sin hacer que los edificios dialoguen con el entorno, que interactúen con la naturaleza. En este sentido, Zagaleta, Marbella, Madrid, Sotogrande u otras zonas como Miami, poseen una luz especial, que podemos decir que es el elemento central de la arquitectura. En cada espacio existe una luz concreta con diferentes características que hay que aprender a manejar y gestionar para que el proyecto tenga coherencia y podamos llegar a los niveles de sensibilidad que buscamos.

¿Qué aspectos son los más determinantes a la hora de crear una obra única como las que han dado fama a vuestro estudio? ¿Cómo es la búsqueda de la excelencia? La clave es estar en la búsqueda constante de mejora y con una sensación de que siempre se puede evolucionar. Nuestros diseños de hace cinco años son diferentes a los de ahora aunque mantienen su esencia y filosofía, pero las personas, el estilo de vida y el entorno también evolucionan. En ARK tenemos la ventaja de que nuestros proyectos son integrales, por lo que controlamos toda la fase del proceso. Todo nace desde un análisis del lugar, el estilo de vida y por supuesto de un diseño. El diseño es el germen de que un proyecto arquitectónico tenga éxito, y no hablo solo del diseño exterior, sino de cada habitación, baño, cocina, garaje, escaleras… Absolutamente todo debe estar alineado y ser coherente para cumplir su función.

VILLA HEAVEN 11 - LA ZAGALETA
VILLA HEAVEN 11 - LA ZAGALETA

¿Y cómo se combina eso con la exigencia para conseguir los más altos estándares de lujo? El lujo moderno ha sufrido una revolución y ha abandonado los grandes niveles de ostentación. La arquitectura centrada en la vivienda unifamiliar de alto nivel posee parámetros evolucionados que están más relacionados con el espacio, la funcionalidad, la sostenibilidad, el equilibrio de los materiales, la artesanía y el poder hacer a medida cada espacio, eligiendo hasta el último detalle de manera que no sea algo estándar o industrializado. Deberíamos de dejar de pensar en la arquitectura como algo selecto o elitista: es un patrimonio cultural de todos, es parte de nosotros, de nuestra ciudad y está bien que reflexionemos más sobre ello.

VILLA TUCANA - LA RESERVA DE SOTOGRANDE
VILLA TUCANA - LA RESERVA DE SOTOGRANDE
VILLA CAMOJAN - MARBELLA
VILLA CAMOJAN - MARBELLA

Entrevista

Miguel Tobal, fundador de Tobal Arquitectos

Discreto, sobrio y poco amigo del ruido mediático, Miguel Tobal es uno de los referentes actuales de la arquitectura de autor en Marbella. Su estudio Tobal Arquitectos, del que también forma parte su hijo Diego Tobal, es responsable del diseño de algunas de las viviendas y edificios más destacados de los últimos años en la Costa del Sol: desde famosos complejos hoteleros como el Marriot Marbella o el Kempinski Hotel Bahia en Estepona, a residencias como The Cullinan en La Zagaleta, considerada la villa moderna más grande y exclusiva de Europa, y a la vez todo un compendio de buena arquitectura y de buen gusto.

“Los proyectos de hoteles y viviendas con glamour en la Costa del Sol irán a más"

Como tantos otros talentos que somos afortunados de tener en Marbella, llegaste desde otra parte del mundo (Argentina) y decidiste quedarte aquí. ¿Cómo fueron tus inicios?  La verdad es que mis inicios en el mundo de la arquitectura fueron bastante frustrantes. De hecho, en el segundo curso un profesor me sugirió… ¡que cambiara de carrera! Por suerte perseveré y tuve la oportunidad de dedicarme a esta profesión. Llegué a Marbella en 1979 por una casualidad. En la consulta de mi dentista en Madrid me encontré con la mujer de un amigo abogado, que era el número uno en su profesión en ese momento en Marbella. Mi amiga me comentó que había muchas oportunidades y me sugirió abrir mi propio estudio en esta ciudad.

Eso fue hace treinta años. ¿Qué es lo que más ha cambiado en tu profesión desde entonces? Nuestra profesión ha cambiado de manera radical, afortunadamente. De ser una profesión “medieval”, en la que todo lo hacíamos a mano, como un sastre, hemos pasado al mundo digital donde disponemos de herramientas maravillosas. También es cierto que ahora a menudo nos encontramos proyectos en los que cada vez hay más forma y menos contenido.

Villa en La Zagaleta - Foto: Charly Simon
Villa en La Zagaleta - Foto: Charly Simon

Has dejado tu huella en el sector hotelero con proyectos caracterizados por una concepción totalmente abierta. ¿Debemos replantearnos el enfoque de los hoteles del futuro? Aunque ahora suene extraño decirlo, por el parón del turismo que vivimos debido a la pandemia, estoy convencido de que los proyectos de nuevos hoteles en la Costa del Sol irán a más. El parque hotelero existente en la actualidad es anticuado y está obsoleto, salvo contadas excepciones. En los próximos años llegarán hoteles con más glamour, icónicos, que atraerán a un turismo de más poder adquisitivo y permitirán generar empleos de una mayor calidad.

Otro ámbito en el que has conseguido grandes hitos es la actualización de viviendas ya existentes. ¿Qué busca el cliente actual que no ofrecían las viviendas de hace unos años? En general, las viviendas que reformamos son anticuadas y están mal construidas. Son el resultado de las exigencias de unos tiempos en los que se primaban otros aspectos. Pero el cliente europeo de hoy en día viene con expectativas distintas respecto a su residencia habitual o segunda residencia. Busca una arquitectura que ofrezca más espacio, más calidad, más innovación técnica. Hay mucho camino por recorrer en la reforma de viviendas existentes.

¿Estáis notando el impacto de la situación actual en vuestro trabajo? ¿Existe la tentación de considerar la arquitectura de calidad como un “lujo” prescindible? Somos afortunados con el trabajo que tenemos, y espero que más pronto que tarde recuperemos la vida de todos los días. Al final, una vivienda de las que generalmente hacemos en nuestro estudio es un producto social, donde se involucra mucha gente. Lleva más de 40.000 horas de trabajo de muchas profesiones distintas. A consecuencia de esto, la gente ha podido progresar, mandar a sus hijos a estudiar, y, en definitiva, vivir mejor. De eso se trata.

Entrevista

Héctor Ruiz-Velázquez / Arquitecto

Nacido en Puerto Rico y formado en los Estados Unidos, el arquitecto Héctor Ruiz-Velázquez llegó a España para una colaboración con el estudio de Rafael Moneo y aquí se quedó. En 1992 fundó su estudio y se dio a conocer en escaparates como Casa Decor. Desde entonces, su ritmo de trabajo es incesante: proyectos residenciales en tres continentes, interiorismo comercial, colaboraciones con marcas como Lladró y Alvic… También tiene tiempo para diseñar algunos de los espacios efímeros que conforman el exclusivo festival Starlite de Marbella. Héctor Ruiz-Velázquez es uno de los referentes del momento y no hemos querido desaprovechar la oportunidad de repasar su trayectoria y conocer sus últimos proyectos.

“Cuando se trata de diseñar viviendas, no importan los metros cuadrados disponibles, sino las personas que viven en ellas”

Acabas de triunfar en Casa Decor 2020 con tu propuesta de Blue Moon Lounge Bar para Alvic, que evoca los años 70. ¿Qué has querido transmitir? Creatividad, escenografía, apuntes culturales y artísticos documentados en otras épocas… Hay mucha combinación y eclecticismo en esta obra, pero esencialmente quería que el espacio tuviera un aire propio, atrevido y extravagante en cuanto a perspectivas y reflejos, no solo visuales sino especialmente funcionales. Quería lograr que el usuario pudiera adentrarse en un espacio imaginativo con algo de irrealidad onírica. Pero sobre todo ha sido, una vez más, un proyecto muy ilusionante para mí, y eso se percibe muy bien en la arquitectura del espacio.

Espacio de Grupo Alvic para Casa Decor 2020 / ganador del premio al mejor diseño original / Foto: Nacho Uriber Salazar
Espacio de Grupo Alvic para Casa Decor 2020 / ganador del premio al mejor diseño original / Foto: Nacho Uriber Salazar

 Tu relación con Casa Decor viene de largo, pues fue uno de los escaparates donde te diste a conocer cuando llegaste a España. ¿Son importantes estos eventos para los jóvenes talentos? La innovación me atrae, venga de donde venga. Y Casa Decor sigue siendo un evento especial y único. Un lugar donde arquitectura, diseño, marcas, productos… pero sobre todo los visitantes crean un tránsito de emociones y sensaciones muy particulares. Su misma esencia efímera da un carisma especial a las obras, y permite que la arquitectura se convierta en algo más, en un medio y un nuevo formato que ha ido evolucionando todos estos años. Esto me ha permitido experimentar, crear y así alcanzar mejor el verdadero objetivo de mis clientes: comunicar. Participar en las sucesivas ediciones de Casa Decor es como conocer muy bien un medio, como un canal en el que te vuelves experto en cada certamen para conseguir un diálogo con el público. Creo que este tipo de eventos e interacciones son muy recomendables para las marcas, su público y los creadores. En Casa Decor pasan cosas que en otros sitios no pasan.

 

Eres portorriqueño y te formaste en los Estados Unidos, antes de llegar a España para trabajar con Rafael Moneo. ¿Te costó adaptarte? Cuéntanos cómo fueron tus primeros años. Como para otros muchos profesionales de mi especialidad, y posiblemente por la pasión que es capaz de significar la arquitectura para nosotros, mi vida profesional y personal se unieron irremediablemente tras un periodo de formación académica en Estados Unidos que culminó con un soñado viaje a Europa. Mi periplo empezó en Italia y me llevó por una interesante ruta cultural para concluir en España, donde tuve la oportunidad de vivir una colaboración muy enriquecedora en el estudio de Rafael Moneo, quien fue profesor mío en los Estados Unidos, y también en el estudio de Alberto Campo Baeza. Desde ese momento todo se encadenó de una manera fluida. Me sentí muy cómodo en la cultura y la vida de Madrid, es una capital muy internacional y siempre estuve en contacto con el mundo de dónde venía. Madrid se convirtió pronto en mi lugar de trabajo y en mi residencia permanente. Aquí me casé y formé mi familia.

 

 

En 1992 fundaste tu estudio de arquitectura y desde entonces no has parado de trabajar: residencial, retail, hostelería, oficinas... ¿En qué ámbito te sientes más cómodo? Es una pregunta difícil de contestar para alguien cuya pasión es la arquitectura. Cualquier espacio y lugar donde pueda diseñar, construir y crear se vuelve rápidamente una oportunidad, un reto, un deseo por explorar nuevas fórmulas. De hecho, es la combinación de las múltiples funcionalidades a las que da respuesta la arquitectura lo que más me fascina de mi profesión. Cada obra, más que depender de un sector en concreto, depende de unas circunstancias, escenarios, necesidades y objetivos. Esos son los aspectos que me gusta valorar.

 

Son especialmente memorables tus proyectos de interiorismo residencial, desde la casa curva de Torres Blancas a tus exquisitos lofts. ¿La creatividad es la solución a la falta de espacio cada vez más acuciante en las ciudades? Cuando se trata de viviendas, las circunstancias principales de estas obras son las personas que las habitan. Posiblemente, lo que en un principio era un planteamiento innovador diferencial de tratar los espacios con una estructura de compartimentación distinta, aprovechada, mejorada y nada estándar, con el tiempo se convirtió en un sello característico de mi obra.

Es obvio que los espacios urbanos son un bien caro, especialmente en las grandes ciudades, pero muchos de ellos no dependen de si son grandes o pequeños, sino de cómo organizas y creas el espacio de sus usos y funciones. En ese sentido, busco siempre fórmulas diferenciales, originales, que encajan con el modo de vida de sus moradores más que con los metros cuadrados de los que dispone. Y sí, me encanta explorar la tridimensionalidad de los espacios.

 

De todos los proyectos que has realizado en España, ¿Cuál ha sido el más especial para ti, el más inolvidable? ¿O el que ha supuesto un mayor desafío? Posiblemente haya mucho de personal en mi elección, pero el ático que construí en Madrid de 60 m2 para mi familia ha sido no solo mi obra favorita, sino la que más portadas internacionales me ha brindado. Fue un proyecto donde mis aspiraciones acerca de la luz, el espacio exterior, la amplitud, etc. orquestaron toda la obra. Esa obra debía convertirse en mi hogar, el lugar donde mi familia y yo viviríamos, y tanto mi mujer como yo sabemos exactamente lo que nos gusta. El diseño no solo trataba de aprovechar cada metro de la vivienda, sino que tenía que estar en contacto directo con el cielo, lograr despegarse del trazado urbano, como si todavía viviera en la Isla… Para mí la importancia de la naturaleza y el exterior es esencial. En cuanto a las estructuras interiores, las divisorias las imaginé siempre sinuosas con curvas, sin separaciones encajadas y rígidas; por eso creé un eje dinámico curvo que cambia totalmente la percepción del espacio. Es mi obra más personal y mi favorita.

 

Ahora mismo eres el arquitecto e interiorista del momento, con el que todos quieren trabajar. ¿Qué puedes contarnos de tus proyectos actuales? La verdad es que efectivamente ahora mismo estoy en muchas cosas y en muchos países. Trabajo por ejemplo en la construcción de casas en un resort en República Dominicana, así como en varios proyectos residenciales en España, Puerto Rico y Dubái, todos ellos con unas culturas y sistemas de edificación y construcción muy diferentes entre sí. Pero nunca dejo de trabajar en la arquitectura comercial, así que al mismo tiempo estoy creando la nueva imagen retail a nivel internacional para la marca Lladró, la arquitectura comunicativa y comercial para la marca Alvic, o la nueva imagen global de la marca de chaquetas italiana Boglioli. También mantengo mi estrecha relación con fabricantes de materiales de construcción como Neolith; recientemente, nuestro estudio recibió la mención de honor BEST PROJECT por el último proyecto realizado para esta marca en la feria KBIS de los Estados Unidos. Estar en contacto con la materia prima me ofrece siempre la posibilidad de innovar, algo que las marcas agradecen. 

 

Además llevas tiempo colaborando con el festival Starlite de Marbella, diseñando espacios efímeros con la sofisticación y glamur marca de la casa. ¿Cómo surgió esta colaboración? La verdad es que muchas de mis obras me han llevado directamente a otras, la contemplación de la arquitectura es la propia expresión de la misma. Hace ocho años, llevaba la dirección de arte del salón Millesime, y como público de ese evento se encontraba Sandra García-Sanjuán, la fundadora y presidenta de Starlite. Le encantó la obra y a mí su proyecto, así que iniciamos una fructífera colaboración que me llevó a vincularme a Starlite Marbella. Es un viaje apasionante, no solo por la familia que ya conformamos todo el equipo, sino por los infinitos retos que nos planteamos en cada certamen. Hoy el departamento de proyectos de la marca está constantemente creando y diseñando nuevos sueños Starlite todavía inimaginables para el público. Se trata de generar expectación y de satisfacer la necesidad de sorpresas positivas y enriquecedoras que demandan las personas que asisten a este evento único.

 

Entrevista

Donald Gray

Una leyenda de la arquitectura Andaluza

El australiano de nacionalidad española fue un estudioso de la arquitectura vernácula andaluza. Llegó a España en 1961 y se trasladó a vivir a Torremolinos para luego mudarse a La Alpujarra (Granada). Mientras se ganaba la vida dando clases de inglés, se fue enamorando de la tradición arquitectónica de los pueblos blancos andaluces y sus gentes. Quedó tan impresionado por la arquitectura andaluza, que decidió estudiarla y como no se enseñaba en ninguna Universidad la aprendió de los maestros de obra, con quienes trabajó diseñando y construyendo sus primeras casas. En 2015 se le concede la distinción del Premio “Rafael Manzano de Arquitectura clásica y restauración de Monumentos” por  su aportación al enriquecimiento y recuperación de la arquitectura andaluza, en Marbella, Málaga y la Alpujarra. Con proyectos tan destacados como Las Lomas del Marbella Club, la Urbanización La Virginia (Marbella), el Ayuntamiento de Pitres o el hotel La Tartana, ambos en Granada, entre otros muchos. Unos meses antes de su muerte hablamos por teléfono con él.

"La arquitectura andaluza no se enseña en ninguna universidad"

¿En qué cree que consiste el secreto de la proyección de su carrera?

No existe ningún secreto. Hace ya muchos años que por mis conocimientos de diseño me interesé por la arquitectura y por la construcción de casas, como resultado de mi gran admiración por los edificios de estilo andaluz, en ellos encontré algo positivo incluso alegre  en sus líneas limpias y su perfecta adaptación al clima de Andalucía.

Es usted autodidacta, nunca fue a la universidad, ¿el mejor diploma te lo da la experiencia? 

Aprendí todo por los maestros de la construcción con los que trabajé y también por los artesanos con los que traté, carpinteros, herreros. En la mayoría de las universidades este tipo de conocimiento es inalcanzable. La arquitectura andaluza no se enseña en ninguna universidad.

 ¿Cuál es su visión con respecto a la arquitectura de futuro? La arquitectura ha empeorado durante los últimos 50 años como resultado de la forma en que se enseña y la filosofía que domina su enseñanza. Hay una universidad en los Estados Unidos que enseña arquitectura real. El resto sigue con la idea de destruir el pasado y hacer algo nuevo o como lo llaman ahora de estilo contemporáneo.

¿Cree que los dos conjuntos residenciales de Marbella proyectados por usted, son los mejores ejemplos de la tipología de pueblo andaluz? Es difícil decir que son los mejores. Por lo que sé, son los únicos.

¿Su  pueblo preferido de Andalucía? Vejer de La Frontera.

¿Un arquitecto al que admire? León Krier, Quinlan Terry, Antonio Matias de Figueroa, Lo siento, son tres.